Dead Zone = S.T.A.L.K.E.R sobre el CryEngine2

Stalker sigue siendo uno de los juegos con más gancho entre la comunidad de modders de todo el mundo. Si bien el juego sigue luciendo estupendamente, los más manitas se han puesto manos a la obra para realizar toda una proeza: portar Stalker haciendo uso del motor de Crysis. Stalker Dead Zone, así es como se llama este prometedor desarrollo, promete añadir un montón de características nuevas al mundo de Stalker, como nuevos efectos climatológicos, más modificaciones de armas, transportes, nuevos mutantes, una nueva facción, un nuevo sistema de relaciones entre los grupos y un nuevo sistema de compra-venta.

Como veis, una modificación realmente brutal que no solo intenta mejorar el aspecto técnico, sino que le añade un buen puñado de opciones que se echaban en falta en el juego original. Dead Zone aún no tiene fecha de lanzamiento, pero mientras podéis deleitaros con sus primeras capturas las cuales muestran un aspecto realmente sombrío.

ANÁLISIS – Crysis 2

GÉNERO: Acción en primera persona
DESARROLLADORA: Crytek
DISTRIBUIDORA: Electronic Arts
VERSIONES: PC, PS3, Xbox 360
FECHA DE LANZAMIENTO: 22.03.2011
VERSIÓN ANALIZADA: PC

CRYTEK TOMA EL CAMINO FÁCIL

¿Qué os voy a contar del primer Crysis que ya no sepáis? Hoy en día, más de un lustro después de su lanzamiento, sigue siendo el referente tecnológico, con mayúsculas, de cualquier plataforma de juegos. Sus increíbles gráficos, capaces de “achicharrar” a la gráfica más puntera de la época, lo catapultaron como uno de los juegos más seguidos por la comunidad de modders de todo el mundo, los cuales siguen apretando su fenomenal motor CryEngine 2 para representar estampas que rozan el fotorrealismo. Pero Crysis no solo fue una cara bonita, jugablemente se atrevió a ir un paso más allá de lo que ofrecían la mayoría de shooters en primera persona. Su enorme libertad de acción, la amplitud de escenarios, y las posibilidades tácticas que nos ofrecía el nanotraje del protagonista, fueron las principales señas de identidad de un título amado por muchos, y a la vez odiado por otros. El potencial del CryEngine 2 era más que evidente, sin embargo a lo largo de esta generación hemos visto su uso en muy pocos títulos, todo lo contrario que el archiconocido Unreal Engine 3, cuyas capacidades, más discretas, resultan suficientes para obtener un solvente equilibrio entre rendimiento y calidad gráfica. En las oficinas de Crytek, sabedores de este hecho, se pusieron a trabajar en la evolución lógica bautizada como CryEngine 3, un software más escalable capaz de obtener lo mejor de los PC de cualquier rango y, sobre todo, del limitado hardware de las consolas. La cuestión es ¿cuanto hemos perdido algo por el camino?

Sigue leyendo