OPINIÓN: Aquellas maravillosas presentaciones

El manuscrito de La Abadía del Crimen

Me vuelvo a poner nostálgico, esta vez para rememorar algunas de las mejores secuencias introductorias que he disfrutado a lo largo de mi vida como jugador. Desde los tiempos de los 8 bits en los que me inicié, siempre esperabas con cierta avidez cómo te podría sorprender el juego que te acababas de comprar. A mediados de los 80 muy pocos títulos incluían una presentación como tal, ya que la escasez de memoria de almacenamiento no podía “desperdiciarse” así como así. Aquella interminable espera mientras la cinta cargaba servía para que auténticos artistas del pixel crearan una imagen que solía corresponder a la carátula del juego.  Las había más o menos afortunadas, pero era la marca de la casa de la industria por aquél entonces. Poco a poco las técnicas de programación fueron evolucionando y comenzaron a aflorar juegos con pequeñas presentaciones que nos dejaban fascinados. Recuerdo con especial cariño el manuscrito de La Abadía del Crimen, o la presentación de los personajes de Golden Axe, casi exacta a la versión para recreativas y con un sonido espectacular para tratarse de un ordenador de 8 bits.

La llegada de los 16 bits y los soportes de almacenamiento más capaces hicieron de las presentaciones todo un arte. Había compañías especializadas en ellas como Psygnosis y su Shadow of the Beast 2 o Lemmings en versión Amiga (en PC no incluía presentación). A la memoria me vienen recuerdos de la espectacular secuencia de introducción de Wrath of the Demon, un sensacional arcade desarrollado por Ready Soft, o los mismísimo Another World y su secuela, Flashback.  Normalmente en dichas presentaciones se intentaba aprovechar el potencial de la máquina al límite, ofreciendo escenarios y personajes con un nivel de calidad gráfica muy superior al que nos encontrábamos en el juego, ahí radicaba su encanto.  Tampoco debemos olvidar el apogeo de nuevos géneros como el de la aventura gráfica hizo hincapié en la moda de las presentaciones cuidadas, y que en este caso más allá de ser meros adornos, se convertían en un recurso casi indispensable para ponernos en los pormenores de la aventura. En mi corazoncito siempre recordaré la espectacular secuencia de apertura de Wing Commander, con su banda sonora orquestada a años luz de lo visto en la época, o de su secuela, con voces digitalizadas incluidas.

Las bellas creaciones 2D o primitivas 3D dejaron paso a las escenas pre renderizadas. Las desarrolladoras ofrecían sin tapujos bellas escenas cuyo nivel gráfico era altísimo, pero poco tenía que ver con el  juego final. ¿Quién no recuerda los Final Fantasy? Ejemplos de grandes renders que nada tenían que ver con la calidad técnica del resto de la aventura. Otras compañías por el contrario optaban por el uso de actores de carne y hueso superpuestos sobre fondos prerenderizados para dar más realismo a la situación, véase el caso de Resident Evil. Sin embargo creo firmemente que a partir de esta época se empezó a perder el interés por las presentaciones que en otros tiempos eran casi un ritual. El avance tecnológico posibilitó que la barrera de calidad entre una presentación y el resto del juego fuese casi inexistente, y como hemos visto a lo largo de los años, hoy en día una escena de presentación se limita, en la mayoría de los casos, a una pequeña introducción realizada con el propio motor del juego y poco más.

Y poniéndonos en lo personal, ¿cuál ha sido la mejor presentación que he disfrutado? La elección cae de mano de dos grandes juegos de Origins, Wing Commander 3 y 4. Ambos juegos utilizan a los actores como base para el desarrollo de la historia, por lo que la presentación como tal no hace uso de una técnica diferente al juego. Sin embargo la fabulosa puesta en escena, la revolución que supuso en la época, la manera en la que te ponen en la piel del héroe de la saga, y en definitiva todo el conjunto, hacían de éstas merecedoras de varios visionados.  Me estoy dejando muchas presentaciones que seguramente sean tan buenas o mejores, pero sin duda estas dos son las que más huella me han dejado, es más, suelo ponérmelas de vez en cuando para rememorar aquellos años de innovación y superación técnica. Aquí os dejo un par de vídeos que seguro merecen la pena echarles un vistazo.

CLÁSICO – Loom

loomcoverGÉNERO: Aventura gráfica
DESARROLLADORA: Lucasfilm Games
DISTRIBUIDORA: Lucasfil Games
FECHA DE LANZAMIENTO: 1990
VERSIONES: PC DOS, Windows, Amiga, Atari ST, Machintosh y TurboGrafx CD
VERSIÓN ANALIZADA: EGA 16 colores, y FM Towns sobre ScummVM

UN CUENTO MUSICAL SIN IGUAL

El final de los 80 vivió una importante revolución tecnológica en el mundo de los videojuegos. La gloriosa época de los 8 bits, con sus sprites pixelados y sus primitivas melodías a base de pitidos, dejaba paso a las nuevas máquinas de 16 bits capaces de mostrar gráficos y sonidos a años luz de los vistos hasta entonces. La aventura gráfica fue uno de los géneros más beneficiados por este avance tecnológico. La comercialización en tierras españolas de Maniac Mansion fue sólo la punta del iceberg de lo que estaba por llegar, y en la que Loom, la producción que ahora nos ocupa, supo marcar su territorio con una historia digna del mejor de los cuentos, y un interfaz que aún hoy en día puede presumir de ser único. Brian Moriarty, el creador de la trama de Loom, se sacó de la manga una historia fascinante alejada de los estereotipos del mundo del videojuego. La aventura nos pone en la piel de Bobbin Threadbare, un joven miembro del Gremio de los Tejedores que, en el amanecer de su décimo séptimo cumpleaños, descubre una oscura trama que amenaza el propio Diseño del Universo. El Consejo de los Ancianos al completo ha sido atacado y sus miembros convertidos en cisnes, siendo Bobbin el único superviviente del gremio capaz de restablecer el orden. Nuestro protagonista recorrerá los diversos gremios con la ayuda del bastón mágico, gracias al cual podrá tejer hechizos mágicos sin los cuales no podría llevar a cabo su importante tarea.

loom3

Sigue leyendo

CLÁSICO: Leisure Suit Larry I

larrycoverGénero: Aventura gráfica
Fecha de lanzamiento: 1991
Plataformas: PC DOS, Amiga, Machintosh
Requisitos PC: 286 AT y 640 Kb RAM
Versión analizada: PC DOS VGA funcionando bajo DosBox en XP Pro SP2

EL LIGÓN DE LOS 80

A mediados de los años 80 Sierra Entertainment ya era una de las compañías líderes en creación de aventuras conversacionales. Sus exitosas sagas King’s Quest y Space Quest, de gráficos coloristas y guiones elaborados, ya hacían estragos en las listas de ventas del continente americano. Sin embargo aún faltaba una franquicia que haría las delicias de los amantes del humor más picante, hablamos como no de Leisure Suit Larry. Su diseñador, Al Lowe, supo dar forma al anti héroe por excelencia, un tipo cuarentón, bajito, cabezón, medio calvo y ataviado de un traje blanco hortera a más no poder, al que debíamos ayudar en sus pesquisas “amorosas”. El primer capítulo, lanzado en el año 87, mostraba gráficos EGA de gran calidad para la época, y un primitivo interfaz de texto con el que debíamos guiar a Larry en sus desventuras. Sin embargo este interfaz rápidamente quedó obsoleto ante las nuevas aventuras gráficas con comandos predefinidos, así que Sierra decidió poner al día su exitosa aventura con gráficos actualizados y un nuevo interfaz visual de fácil uso. El resultado no fue otro que un remake en toda regla que acercó a las masas un título de culto. Aquí podéis ver las diferencias entre el original y el remake con tan sólo 4 años de diferencia.

larryegajg0
larry2vr5

Larry, el protagonista de la aventura, ha superado la barrera de los 40 años conservando su virginidad intacta. Su lamentable aspecto físico y su forma de vestir no han ayudado mucho a cambiar esta situación, pero eso sí, de esta noche no pasa… al menos esa es la intención de este  cuarentón, que está decidido a cambiar su suerte de una vez por todas. La búsqueda de su primer amor comienza en el bar de Lefty, un tugurio de mala muerte que le servirá para entonarse y conocer a una chica de “dudosa” reputación. Así da comienzo la noche en la que Larry perderá su “flor”.

Larry I es una aventura gráfica al uso en la que se dan cita los habituales elementos del género: un argumento sólido, exploración de escenarios, abundantes diálogos, manipulación de objetos y resolución de puzzles. Como he comentado anteriormente, el interfaz de texto original dio paso a un interfaz de comandos visual más amigable, en el que se dan cabida las acciones típicas de andar, ver, coger, usar e incluso bajarse la bragueta y chupar… sí, habéis leído bien, “chupar y bajarse la bragueta”. Y es que el bueno de Larry necesita de todas y cada una de ellas para desenvolverse bajo la noche americana en busca de la chica de sus sueños. En su viaje probará suerte en el casino jugando al Black Jack, irá a la disco a marcarse un baile junto a una exuberante mujer, comprará un arsenal de preservativos para evitar contagios indeseados, e incluso disfrutará de una experiencia “sado” en una suite nupcial. Sí, todo ello en una sola noche, ¡menudo Don Juan está hecho! Y es que si por algo se distingue la saga Larry de otras aventuras gráficas es por su picante humor, sus hilarantes situaciones y sus ingeniosos diálogos, eso sí, para “mayores” de 18 años. No en vano el sistema de protección anticopia basa parte de sus preguntas sobre conocimientos supuestamente adultos, que si bien podía fastidiar al típico adolescente con acné incipiente de la época, hoy en día no suponen ningún reto.

scidhuv001gi4

Larry I hizo uso de lo mejor que podían ofrecer las gráficas más avanzadas de la época. Aunque también se incluía una versión EGA, donde el remake daba el do de pecho era en su versión VGA con 256 colores en pantalla, y cuya vistosidad podéis comprobar en las imágenes que acompañan a la review. Además, el juego incluía primeros planos de chicas despampanantes que utilizaban toda la paleta de colores disponible. El acompañamiento a tan cuidado aspecto gráfico corre a cargo de una banda sonora estupenda, sobre todo para los usuarios de tarjetas Roland, cuyos temas se han quedado grabados en las mentes de todos los jugadores de Larry. Con este remake Sierra consiguió acercar a las masas un producto cuyo interfaz y tecnología habían quedado obsoletos. Además, por fin pudimos disfrutar de las aventuras de Larry en castellano gracias a una estupenda traducción de textos, perfectamente adaptados a nuestro país. Larry I no pasará a la historia como la aventura gráfica perfecta, pero sí como un juego ciertamente atrevido para la época y cuyo protagonista se convirtió en el antihéroe digital más carismático de la década de los 90.

LO MEJOR
Tanto gráficos como sonidos rayan a muy buen nivel.
El humor picante y las situaciones que vive Larry.
A pesar de tratarse de un remake, no pierde el encanto del original.

LO PEOR
Es una aventura gráfica corta, te la puedes acabar en un par de días.
El sistema de protección, aunque simpático, es un poco rollo.
Larry puede morir en situaciones bastante absurdas.