Ryse se cae de los 1080p

Parece que a la nueva generación de consolas les va a costar conseguir los estándares tecnológicos para que los que supuestamente fueron creadas. A medida que se acerca la fecha de lanzamiento de las mismas, vemos como los desarrolladores empiezan a rebajar las pretensiones de sus títulos, algunos de ellos tan importantes como Battlefield 4 o Killer Instinct. El último en añadirse a esta lista es Ryse, el espectacular juego que está desarrollando Crytek, y que a pesar del excelente aspecto que presenta en los vídeos mostrados hasta la fecha, no correrá a 1080p nativos, sino a 900p.  Así lo ha confirmado Aaron Greenberg, jefe de dispositivos y estudios de Microsoft.

Aquí podéis leer la conversación al completo en twitter.

Devil May Cry para PC “vuela” en los primeros benchmarks

La nueva entrega de Devil May Cry, que acaba de llegar a las consolas Xbox 360 y PS3, mantiene un framerate de 30 imágenes por segundo, una tasa suficiente pero un poco decepcionante dada la velocidad a la que se desarrollan los combates. Pues bien, como era de esperar la versión para PC no tendrá ese problema, es más, parece que llegará a los 60 frames constantes incluso en configuraciones discretas como así lo demuestran los primeros benchmarks que están apareciendo por la red. Una simple GeForce GTX 460, gráfica con casi 2 años y medio a sus espaldas, puede manejar el juego a tasas cercanas a los 100 frames a 1080p, lo que confirma que la versión para PC será la “Special One”.

Devil May Cry saldrá a la venta en PC el próximo 25 de Enero.

dmcbench

PS3 vs Xbox 360. ¿Quien tiene más juegos a 1080p?

Me ha resultado curioso esta noticia extraída directamente de la web alemana Videogameszone.de donde se compara la cantidad de juegos que las consolas de “nueva generación” han sacado en 1080p. Y es que resulta más que evidente que la etiqueta de juego en HD queda reservada para resoluciones 720p e incluso menos, ya que como podéis apreciar, los juegos que hacen uso de la resolución FULLHD son más bien escasos. Una visita que no tiene desperdicio.