ANÁLISIS – Infamous: Second Son

GÉNERO: Sandbox
DESARROLLADORA: Sucker Punch
DISTRIBUIDORA: Sony Interactive Entertainment
VERSIONES: PS4
FECHA DE LANZAMIENTO: 21.03.2014
VERSIÓN ANALIZADA: PS4

FRUTO DE SU TIEMPO

Tras jugar unas pocas horas con Infamous: Second Son, uno tiene la sensación de estar ante un juego “por encargo”, cuyo objetivo no es otro que dar lustre al catálogo de lanzamiento de la consola de Sony. Y se nota en muchas cosas: en una estética juvenil que intenta conectar con la “chavalada”, en el esfuerzo por sacar partido a determinadas áreas del apartado técnico, y en cómo adapta algunas mecánicas al nuevo touchpad del mando de la consola. Sin embargo, pasada esa primera impresión de superficialidad, te das cuenta que hay muchas más cosas por las que este título resulta interesante.

La historia, bastante prescindible por otro lado, nos traslada a una sociedad en la que existen personas con poderes extraños. Son los llamados bioterroristas, y dada sus habilidades, están controlados por la D.U.P, una organización policial que parece velar por  el bien de la ciudadanía, pero que también esconde algún que otro secretillo oscuro. Por diferentes avatares del destino, Delsin, el protagonista de la aventura, se convierte en un “portador” de esos poderes, y por tanto, enemigo de la D.U.P. Como he dicho, ni el arco argumental ni la narrativa son para echar cohetes, pero tampoco importa mucho, sinceramente. Una vez estás en mitad del “fregao”, lo que de verdad mola es desplegar todos esos poderes y dar caña a quien se atreva a toserte.

Infamous: Second Son es un sandbox de libro que ofrece lo que uno esperaría de este género. Afortunadamente los chicos de Sucker Punch no han caído en el lema “más grande es mejor”, y han optado por recrear una ciudad más pequeña que la media, pero más que suficiente para lo que propone el juego. A pesar de su recogido tamaño, no faltan las actividades secundarias que, nuevamente, no son tantas como en otros títulos. Parece que hay menos relleno, y eso, en los tiempos que corren, es algo digno de agradecer. Por el contrario la ciudad se percibe algo vacía, no suelen haber muchos ciudadanos por las calles, ni tampoco una cantidad de coches reseñable. En cierto sentido todo parece un atrezzo, ya que no puedes entrar a ningún edificio ni interaccionar prácticamente con nada de tu entorno, ni siquiera existe un ciclo real día y noche o condiciones climatológicas variables en tiempo real. Podría decirse que es un sandbox algo light para lo que estamos acostumbrados últimamente.

El principal atractivo del juego recae en su protagonista, o mejor dicho, en los poderes que es capaz de desplegar. La libertad típica de un sandbox invita a recorrer los escenarios haciendo uso de ellos: a la velocidad del rayo, volando, o arrasando con todo lo que haya en tu camino. En total hay cuatro poderes diferentes que irán apareciendo durante la aventura, aunque en una decisión difícil de entender, el último de ellos se obtiene prácticamente al final de la historia. Como es lógico, tienes a tu disposición diferentes técnicas vinculadas a un determinado poder, que posteriormente puedes mejorar, al igual que las habilidades, tras hallar fragmentos de energía diseminados por el mapa. Hacerte invisible, lanzar rayos a distancia, o efectuar golpes con una cadena, son solo algunos ejemplos, sin olvidarnos de las ejecuciones finales que arrasarán con todo lo que hay en pantalla. Eso sí, cuidadito con caerte al agua salvo que quieras reaparecer en la orilla más cercana por arte de magia.

Para darle un puntito diferenciador dentro del género, se ha implementado un sistema de karma por el cual serás un tipo idolatrado, o en su defecto un cabronazo. Esto se consigue dependiendo de cómo acabes con los enemigos, y también eligiendo entre dos opciones en determinados momentos de la aventura. Tus elecciones no solo cambia la actitud de los ciudadanos, sino también el desarrollo de algunas misiones principales. Que nadie se espere un The Witcher 3 en este sentido, pero se agradece la deriva que pueden tomar los acontecimientos en momentos puntuales de la aventura.

Quizá donde más flojea el juego es en el propio desarrollo de las misiones principales. No es que sean malas o aburridas, pero resultan hasta cierto punto desaprovechadas dado el potencial que ofrecen los poderes de Delsin. Los momentos más inspirados de la campaña se centran en los jefes finales, que sin ser el colmo de la perfección, resultan enfrentamientos la más de divertidos. Una lástima que haya tan pocos.

El hecho de que la historia no sea nada del otro mundo, hace que sea más divertido enfrascarse en objetivos secundarios, que sin ser especialmente variados, sí que permiten dar rienda suelta a los poderes. Algunos de estos objetivos son bastante simples, como pintar grafitis haciendo uso del sensor de movimiento del pad; mientras que otros sí obligan a sacar partido de las habilidades adquiridas para liberar ciertas zonas de la influencia del D.U.P, muy al estilo por cierto de juegos como Just Cause 3.

Además, técnicamente es un juego bastante resultón. Hace un buen uso de efectos de partículas, y sabe jugar con el color y los contrastes para crear paisajes muy impactantes. Pese a ciertas caídas de frames cuando hay mucho jaleo en pantalla, es un juego bonito de ver.  Pero más allá de esa bonita fachada, que también tiene su mérito, siento que el grueso del juego, los poderes, deberían haber dado mucho más juego, y ni la historia ni el desarrollo de las misiones consiguen aportar lo suficiente como para enriquecer la experiencia global. Y es una lástima, porque el juego tenía potencial para más, pero al final se ha quedado como “uno más” dentro de un género saturado de producciones mucho más cuidadas. Eso sí, viéndolo como uno de los primeros juegos de la nueva consola, se podría decir que cumple sobradamente, e incluso hoy en día, si no eres especialmente exigente, tiene calidad suficiente para que le des una oportunidad.

LO MEJOR
Técnicamente apañado.
Los poderes del protagonista.

LO PEOR
Diseño de misiones poco inspirado.
El cuarto poder aparece al final del juego.

6/10

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .