ANÁLISIS – Deliver us the Moon

GÉNERO: Exploración
DESARROLLADORA: KeoKen Interactive
DISTRIBUIDORA: Wired Productions
VERSIONES: PC, PS4, Xbox One
FECHA DE LANZAMIENTO: 10.10.2019
VERSIÓN ANALIZADA: PC

UNA MEJORA NECESARIA

No hace mucho tuve la oportunidad de analizar Tacoma, juego de los creadores de Gone Home, el cual sin ser ni mucho menos un mal juego, sí que lo sentí algo plano en su desarrollo. Y lo traigo a colación porque Deliver us the Moon comparte unas cuantas cosas con él: ambientación, narrativa, partes de la estructura jugable… Aunque eso sí, y para satisfacción mía, el juego que nos ocupa va un pasito más allá en casi todas las facetas, convirtiéndolo en un producto más ambicioso y completo.

Deliver us the Moon nos traslada a un futuro cercano en el que la Tierra ha agotado sus recursos naturales. El Helio 3 de la Luna es la única fuente de energía que puede evitar la destrucción de la humanidad, por lo que se crea la World Space Agency para explotar nuestro satélite y resucitar así el planeta. En un momento dado la base deja de enviar energía, y tampoco responde a los intentos por comunicarnos con ella. Tras varios años sin saber qué ha ocurrido, y con la Tierra convertida ya en un páramo en el que se hace difícil seguir viviendo, la WSA decide enviar a un astronauta en un intento desesperado por restablecer el contacto con la base lunar. Y ese astronauta, como ya te imaginas, eres tú. Unas pocas instrucciones a través del intercomunicador para llegar a la plataforma de lanzamiento, un pequeño paseo planteado para que observes la desolación que hay a tu alrededor, y cómo no, algún que otro recorte o fragmento de cuando la WSA trabajaba a pleno rendimiento. Son técnicas que suenan mucho a juego narrativo, pero poco a poco Deliver us the Moon va destapándose como algo más complejo, y por qué no decirlo, entretenido.

Ese viaje de apariencia lineal, deriva hacia un amplio abanico de conceptos más propios de una aventura que de un juego narrativo. No solo se trata de avanzar por los escenarios para encontrar una nota con los números que abren una puerta de seguridad, que también, sino de buscar fuentes de energía que activan paneles, acceder a zonas bloqueadas utilizando el ingenio, e incluso meterte en mitad de espectaculares secuencias con tiempo limitado para superarlas. No te preocupes, no hay rastro de pistolas o disparos en el espacio, pero son momentos en los que has de estar rápido para saber qué hacer o adónde ir. Y aunque parezca contradictorio, son secciones que se agradecen en lo que debería ser un “remanso de paz” jugable. 

No obstante en este conglomerado de conceptos, la exploración y la resolución de puzles siguen siendo las mecánicas predominantes. Gran parte de la experiencia consiste en ir encontrando la forma de acceder a la siguiente estancia, y esto te obliga a examinar detenidamente el escenario en busca del camino correcto. A veces puedes estar bloqueado por una compuerta que no se abre, en otras has de jugar con las fuentes de energía, y los momentos más chulos son los que te obligan a usar el ASE, un pequeño robot flotante que puedes controlar en cualquier momento para acceder a los lugares más recónditos del escenario en busca de la solución al siguiente puzle, o simplemente para orientarte sobre cómo superar un obstáculo.

Y mientras tanto, la historia se va desarrollando con las típicas notas ya vistas en otros títulos de este tipo, aunque eso sí, los hechos importantes son contados mediante hologramas pre grabados que se parecen, y mucho, a los vistos en el mencionado Tacoma. ¿Casualidad? ¿Copia? Lo dejo a tu juicio. Me he encontrado con una trama que al principio promete bastante, pero con el paso de las horas va perdiendo fuelle, algo contradictorio para lo que se espera de un juego de este tipo. Afortunadamente la ambientación del juego ayuda mucho a olvidar sus puntos flojos, haciéndote partícipe de una pequeña epopeya espacial de unas seis o siete horas de duración, salpicada de interiores futuristas, ventanas desde las que ver el inhóspito espacio, e incluso alguna que otra salida por la superficie lunar a los mandos de un vehículo. Y he aquí otro de los apartados en los que Deliver us the Moon raya a buen nivel. No es ni de lejos la interacción más impactante del Unreal Engine 4, mismamente las animaciones del protagonista no resultan gran cosa; pero por otro lado todo lo relacionado con los entornos apenas admite tacha, siendo capaz de plasmar con gran acierto interiores y exteriores de lo que uno esperaría ver en un título de ambientación espacial. 

En resumidas cuentas, Deliver us the Moon no es un juego especialmente sorprendente por lo que ofrece en sí. Seguramente hayas disfrutado de decenas y decenas de títulos que profundizan mucho más en las mecánicas descritas anteriormente. Pero si algo tiene de meritorio este título, es haberlas incluido en su justa medida dentro de una experiencia narrativa, añadiendo un valor que otros juegos del género no tienen. Globalmente se siente como un pasito adelante, puede que pequeño, pero no por ello menos importante.

LO MEJOR
Buen equilibrio entre narrativa, puzles y exploración.

LO PEOR
La historia no es nada del otro mundo.

7/10

 

 

 

 

2 comentarios el “ANÁLISIS – Deliver us the Moon

  1. Justo lo vi el otro día mientras vagaba por el catálogo de juegos y aunque en ese momento no vi de qué iba, si que me dio un poco de curiosidad probarlo.

    Si tienes tiempo y llevas gusto, date una vuelta por mi blog, escribo sobre videojuegos, matemáticas e IA 🤓

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .